lunes, 17 de agosto de 2009

mapa turístico de la región

http://4.bp.blogspot.com/_czYc1hCQV84/SnpH_CBHoPI/AAAAAAAAABk/iwNNDThRHR8/s1600/region07.jpg

domingo, 16 de agosto de 2009

mapa geográfico de la región

http://2.bp.blogspot.com/_aEWquLrtp0A/SDoUrHHh-zI/AAAAAAAACfA/6kMi8v4sGz4/s400/7a.+region.gif

mapa de la región

http://www.int.avis.com.ar/avis/imagenes/mapas/latam/chile/centro3.jpg

jueves, 6 de agosto de 2009

Fauna


En la Séptima Región existen: 9 tipos de anfibios de los cuales 4 son endémicos, 20 tipos de reptiles, siendo 13 endémicos, 210 aves, 5 endémicas, 35 tipos de mamíferos terrestres, siendo 5 endémicos.Las aves típicas de ambientes arbustivos y de matorral son: Loro Tricahue, es el loro más grande y colorido de Chile. Se encuentra en peligro de extinción por la caza y captura de crías para mascotas. Se puede observar en la Reserva Nacional Río Cipreses. Tenca, es otra especie exclusiva de Chile. Se encuentra en zonas de matorrales y arbustos. Tortolita Cuyana, es la paloma más pequeña de Chile central, se puede observar en zonas de matorral. Becacina Pintada, es difícil de observar, por su poca abundancia, su mimetismo y reducido tamaño. Está en peligro de extinción por la alteración y pérdida de su hábitat, los sectores inundados con aguas poco profundas. Turca, vive solo en Chile, habita en sectores con arbustos y matorrales de la cordillera de Los Andes y de La Costa. Perrito, vive en lagunas poco profundas inundadas, riberas y desembocaduras de ríos. Nidifica en pequeñas colonias, construyendo un nido simple de pastos en el suelo. Perdiz, es una ave exclusiva de Chile, vive en pastizales, matorrales y terrenos cultivados. Es un ave que corre por el suelo y vuela sólo si se ve acosada.

En la Reserva Nacional Laguna Torca las aves constituyen el grupo más visible, registrándose más de 90 especies. Se destacan principal mente el Cisne de Cuello Negro, el Cuervo de Pantano, Cisne Coscoroba y Siete Colores. Entre los mamíferos se destaca la presencia del Coipo, Zorro y Quique.En la fauna de la Reserva Nacional Radal Siete Tazas, más notoria del área está constituida por mamíferos y aves. Entre los primeros destacan el Pudú, Puma, Zorro Culpeo, Zorro Gris, Quique, Vizcacha, Gato Colocolo, Güiña y Chingue. Entre las aves, cabe mencionar al Loro Tricahue, clasificado en peligro de extinción, Torcaza, Cachaña, Halcón Peregrino, Cóndor, Águila, Bailarín, Aguilucho Carpintero Negro, Pato Correntino y muchas otras.Las aves que se pueden observar en la Reserva Nacional Los Queules son las que tiene mayor representación, encontrándose el Pitío, Perdiz, Aguilucho, Cernícalo, Peuco, Zorzal, Loica, Chercán, Tórtola, Diucón y Cachudito.Las aves más abundantes en la Reserva Nacional Los Bellotos del Melado son el Carpintero Negro, Pitío, Loro Tricahue, Águila, Viudita, Fio fío, Cata, Tiuque y Chercán.En la Reserva Nacional Los Queules se puede observar: Pitío, Perdiz, Aguilucho, Cenícalo, Peuco, Zorzal, Loica, Chercán, Tórtola, Diucon y Cachudito.

Flora


La vegetación dominante registra variaciones, especialmente en sentido Oeste-Este, es decir, de mar a cordillera.Así tenemos que hacia la Cordillera de la Costa, en el margen oriental, domina la estepa de Acacia Caven o espino y abundante matorral esclerófilo (Quillay, Litre, Boldo y Peumo) en los sectores más húmedos.
Luego, en los sectores de la precordillera de los Andes se desarrolla el Bosque Esclerófilo (Maitén, Quila, Quillay, Peumo y Boldo) que se ubica entre los 400 y 600 metros de altura.Sobre los 600 metros sobre el nivel del mar.
En sectores de mayor humedad, se encuentran los bosques de Nothofagus denominado Bosque Maulino con especies como Roble Maulino, Canelo, Lingue, Olivillo, Coigüe. Asimismo,
Entre los 800 y 1000 metros se desarrolla el bosque de Nothofagus asociado con Canelo, Olivillo.
Sobre los 1.200 metros, en la Cordillera de Los Andes, se ubica el bosque de Robles.
Finalmente, por sobre los 2.000 metros de altura se localizan Cedros o Ciprés de la Cordillera y por sobre estas especies aparece la estepa andina de arbustos bajos y gramíneas.
En la Región del Maule existen 370 hectáreas de bosque nativo, conocido como renoval en mayoría. Sin embargo existe también la tipología bosque y bosque achaparrado en menor medida.
Las especies que habitan en esta zona son: Roble, Espino, Acacias , Olivillo, Arrayán, Maitén, Radal.En la laguna Torca la flora está formada por diversas especies de acuerdo a los diferentes sectores que la conforman.
Así, en la vegetación de la ribera de la Laguna existen batro y totora, y en las especies acuáticas, la lengua de agua, el pelo de marisma y la hierba del sapo, sobresalen por su abundancia.
Luego, el sector del bosque de Llico la vegetación está compuesta por especies exóticas (introducidas) como el pino insigne, pino marítimo, aromo australiano y una gran variedad de eucaliptus, lo que, junto a la vegetación herbácea y arbustiva, actualmente cumplen una importante función para detener el avance de las dunas.En tanto, la Isla Cerrillos está cubierta, en general, por especies del bosque esclerófilo, tales como peumo y litre, propios de la región.En la Reserva Nacional Los Raulies, posee un bosque nativo rico en especies arbóreas tales como coigüe, hualo, canelo, pitao, avellano, copihue, fiunque, pelú, tineo y taique.
En la Reserva Nacional Radal Siete Tazas, sobresale por su belleza natural, tanto por la espesa vegetación nativa, como son el raulí, mañío, laurel, roble, coigüe, ciprés, radal, olivillo, entre otros.
El micro clima de la Reserva Nacional Altos de Lircay permite la existencia de nutrida flora compuesta por radal, avellanos, roble, coigüe, lingue, quillay y peumo.
La flora de la Reserva Nacional Los Queules es de gran diversidad. En efecto, toda la superficie está cubierta por vegetación boscosa y árboles de gran tamaño, principalmente el Queule y el Pitao, ambas especies catalogadas en peligro de extinción. También existen hualo, bollén, peumo, litre, laurel, huillipatagua y copihue.
En tanto que en la Reserva Nacional Los Bellotos destaca el belloto del sur, especie en peligro de extensión y que no está en ninguna otra área silvestre protegida por el Estado. Se encuentra además, el roble maulino, roble, coigüe, ciprés de la cordillera, peumo, litre, quillay y avellano.

El salto de la leona


El Salto de la leona es una caída de agua de 25 metros de altura, colindante a las Siete Tazas, visible desde miradores instalados en medio de los senderos. También es posible acceder al salto para practicar natación, aunque para ello se debe recorrer un sendero entre medio de algunas rocas grandes.

El velo de la novia


Gran cascada de cerca de 50 metros de altura causante de una neblina blanca que da origen a su nombre. Se encuentra a un costado del camino que une El Radal con el sector Las Siete Tazas.